Noticias

04/02/2013
Auguran caída por segundo año consecutivo en actividad pesquera

La industria pesquera espera que este año se repitan resultados negativos como en 2012, por una baja de precios de sus colocaciones en el exterior y un escenario de conflictividad laboral que prevén se produzca al vencer el convenio salarial.
El año pasado, la industria pesquera sufrió una caída en sus ventas en el exterior comparadas con 2011.
La crisis europea provocó un descenso de los pedidos de compra desde el viejo continente que se vio acompañada de una baja de precios en otros destinos de exportación.


La aparición de vendedores de pescado como Tailandia o Vietnam -con una mano de obra significativamente más barata que la local- generó una caída en los precios internacionales y dejó a los productos uruguayos fuera de algunos mercados.
Al cierre de 2011, la industria de la pesca exportó 94.000 toneladas de mercadería con un valor cercano a los US$ 234 millones, según cifras consignadas por el Instituto Uruguay XXI en base a datos de la Dirección Nacional de Aduanas. En 2012, en tanto, las exportaciones cayeron en el orden del 20%, según dijo a El País el presidente de la Cámara de Armadores Pesqueros del Uruguay (CAPU), Ricardo Piñeiro.
Solo de pescado congelado las ventas en 2012 cayeron 12% a US$ 132 millones, según Uruguay XXI.


La industria pesquera maneja dos rubros principales: por un lado la denominada pesquería de altura, donde la principal captura es de merluza y, por otro, la de costa donde se pesca básicamente corvina y pescadilla, entre otras especies.
Los principales mercados para estos productos son Europa, África y China. Piñeiro señaló que la explicación de la caída de las ventas fue \"la crisis europea que aún no termina y la dependencia de África con respecto al valor del euro. Por lo tanto, al depreciarse el euro con respecto al dólar genera que los precios caigan\".
Otro de los problemas que enfrenta la pesquería uruguaya es que países como Estados Unidos o Canadá como una forma de paliar su crisis y fomentar sus industrias, incrementaron sus cuotas de captura de pescado, con un consiguiente aumento de la oferta mundial que generó más descenso de los precios de venta.
Piñeiro señaló que el año pasado se exportó mercadería hacia unos 70 países.


\"Pero el negocio es internacional y global y todos los mercados y los compradores están al tanto de los precios que se dan\", dijo. Y la suma de la venta desde los criaderos de pescados asiáticos más el aumento de las cuotas de captura de Estados Unidos y Canadá provocan una pérdida de competitividad por un tema de costos y precios de venta de la mercadería uruguaya con el resto del mundo\".
Por eso, para 2013, la perspectiva de venta internacional de la pesca uruguaya no mejorará.
\"Para este año esperamos una situación comercial más o menos igual o peor porque el deterioro de los precios se sigue dando y no se terminó la dificultad para la comercialización\", expresó el industrial. Incluso considera que podría empeorar al tomar en cuenta factores internos que se sumarán a la realidad internacional del mercado pesquero.
SALARIOS. Piñeiro informó que la carga salarial en la pesca se aproxima al 50% del costo total de la industria.
\"Tenemos el agravante de un dólar actualmente deprimido. Entonces los costos internos en pesos están subiendo. El tipo de cambio es un problema grande para las industrias que se dedican a la exportación\", dijo Piñeiro.
Además, la realidad laboral y salarial pesará más este año en la industria pesquera.
En abril se vence el convenio colectivo que rige los salarios y las condiciones de trabajo del sector y por lo tanto las cámaras empresariales y el Suntma (Sindicato Único Nacional de Trabajadores del Mar y Afines) deberán negociar las condiciones del nuevo acuerdo.
\"Ahí va a haber una paralización de la flota pesquera -como ocurre siempre que se vencen los acuerdos- que durará cerca de tres meses. Eso va a provocar una reducción de la pesca y de las exportaciones, por eso es probable que caigan aún más las exportaciones\", señaló el industrial.
Piñeiro agregó que en negociaciones donde no se alcanzaban rápidos entendimientos la paralización de la flota pesquera llegó a extenderse hasta cuatro meses y medio.
Actualmente, la flota pesquera uruguaya cuenta con unas 70 embarcaciones, 33 destinadas a la flota costera, 22 a la de altura y las restantes a otro tipo de pesquería. La industria cuenta con una plantilla laboral que oscila entre los 5.000 y 6.000 trabajadores, entre los barcos de captura y las plantas de procesamiento de pescado.
Según Piñeiro, \"es una estrategia de negociación de los sindicatos que se da en muchas actividades: primero se toman las medidas para después poder negociar con mayor fuerza\".
Las cifras20%
Fue la caída de las ventas al exterior de la industria pesquera en 2012, porcentaje que los industriales esperan se repita este año
3
Meses es lo que estiman que durará la paralización de la flota pesquera a raíz de la negociación de un nuevo acuerdo salarial.



Fuente: El Pais Digital




Dirección Cerrito 425 - CP 11000
Montevideo, Uruguay
Email
Teléfono Tel.:  (+598)  2916 9043 al 47
Fax.: (+598)  2916 1116